bajar de peso y calorias

¿Contar calorías ayuda a perder peso?

Bajar de peso ha sido uno de los objetivos más comunes a través de los años, hombres y mujeres de todas las edades se han puesto como meta perder esos kilos de más, con el fin de lograr un cuerpo equilibrado y al mismo tiempo, cuidar de su salud.

En suma, es muy habitual encontrarse con una cantidad descomunal de métodos que prometen ayudar a adelgazar de manera efectiva y muy rápida, por ejemplo, el sistema de contar las calorías de cada uno de los alimentos a consumir, es uno de los más comunes.

Pero antes de elegir alguna de estas estrategias, es de suma importancia tener en cuenta que pueden no ser tan efectivos como prometen, incluso pueden resultar dañinos. Además, todos los organismos y los metabolismos no son iguales, antes de iniciar alguna dieta es clave ajustar cada etapa o paso a las características propias y a los objetivos que se esperan alcanzar.

En este sentido, conviene analizar si contar calorías ayuda o no a la pérdida de peso, pues es de conocimiento general, que si se consume más energía de la que se gasta, de inmediato se aumenta el peso.

¿Qué implica contar las calorías?

  1. Muchos expertos han señalado la preocupación por la obsesión que este método genera, las personas se centran tanto en estos cálculos que se desconectan por completo de las sensaciones o señales que su cuerpo les proporciona y en la mayoría de los casos, eligen los ingredientes incorrectos.
  2. Si logran bajar de peso a corto plazo y con dietas inadecuadas, sólo se deriva en desajustes y desequilibrios que son dañinos para la salud.
  3. Existen algunos aspectos que se deben tener en consideración para esta cuenta de calorías, por ejemplo, la preparación de los alimentos, cuando se consumen crudos, se ingieren menos calorías, pues cuesta más digerirlos.
  4. Las personas que mastican más los alimentos tienden a engordar menos y por otro lado, el organismo no absorbe igual todos, al respecto, los carbohidratos se absorben rápido, mientras que para las grasas se gasta más energía y para las proteínas este consumo es aún mayor.
  5. Existe una gran diferencia entre la realidad y las etiquetas, algunos productos no señalan la correcta cantidad de calorías y algunos no tienen esta información.

En conclusión, este método es poco fiable para adelgazar y puede ser no tan efectivo, lo mejor es seguir una alimentación con base en todos los nutrientes necesarios, una dieta equilibrada que preste más atención a la calidad de los ingredientes que a su cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *