robots y parkout

Entérate de las mejoras tecnologías hechas al robot que hace parkour

La Universidad de Berkeley sorprendió a la comunidad científica hace poco más de 18 meses cuando presentó el primer prototipo del robot al que bautizaron con el nombre de Salto, un pequeño autómata diseñado para emular la hazaña del deportista que practican parkour, este pequeño robot es capaz de brincar paredes y realizar saltos acrobáticos como si fuera un exponente profesional de este deporte extremo.

Ahora el equipo de investigadores científicos de esta afamada universidad, responsables del proyecto han presentado una nueva versión del pequeño robot Salto, a la que le dieron el nombre de Salto – 1P, un autómata que presenta mejoras bastante significativas en cuanto a su anterior versión en cuanto a la agilidad, control de trayectoria y altura del salto, lo que es en verdad sorprendente.

Salto – 1P es mucho más ágil que salto, puede dar saltos de una altura sorprendente, además se le ha incorporado la capacidad de girar en el aire durante el descenso, lo que permite controlar de manera óptima la trayectoria del salto, algo que hasta ahora ningún robot era capaz de hacer y que lo convierten en una verdadera novedad en el campo de la robótica y una prueba del avance de esta ciencia.

El video donde se puede observar en plena acción a Salto – 1P ha sido compartido por BiomimeticMillisys un canal de YouTube dedicado a difundir los avances tecnológicos, especialmente los ligados al mundo de la robótica; en dicho video se puede observar todos los aspectos en que ha sido mejorado el nuevo autómata con respecto a su primera versión, el recordado salto

Dos propulsores para mejorar su agilidad

La impresionante mejora de las habilidades de Salto – 1P radica en la adición de dos propulsores, de tamaño muy pequeño, a su cuerpo, que se asemejan a las hélices de un avión de cuatro cilindros, estos propulsores dispuestos estratégicamente en la estructura del robot, le permiten ajustar la orientación mientras se desplaza en el aire, esta mejora permite a Salto – 1P realizar verdaderas acrobacias dignas de un artista de parkour.

Cabe destacar que Salto – P1, al igual que su antecesor Salto, no son autómatas en un 100%, ya que para su funcionamiento dependen de una computadora que es operada por un ser humano, los investigadores esperan desarrollar al máximo esta tecnología para que una próxima generación de este robot acróbata posea inteligencia artificial lo suficientemente avanzada para realizar las acrobacias por sí solo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *